mar. Jun 28th, 2022


20 diciembre 2021

En el último lugar está San Miguel Panán, Suchitepéquez, que gastó el 33 por ciento de sus fondos. En tanto que Champerico, Retalhuleu, el 94 por ciento.

Salcajá fue la segunda alcaldía que menos recursos ejecutó, un puente de Q2.3 millones resalta entre las pocas obras que adjudicó. Foto: Municipalidad.

Por Isaias Morales

De las 340 municipalidades del país, 15 que ejecutaron menos del 50 por ciento de sus fondos asignados este 2021, según datos del Portal de Gobiernos Locales. El promedio general fue del 66 por ciento. La medición se realizó en el período del 1 de enero al 15 de diciembre.

El listado de los que menos recursos utilizaron lo encabeza San Miguel Panán, Suchitepéquez, el cual contó con Q24.3 millones, pero solo erogó Q8 millones 103 mil. Es decir, solo gastó tres de cada diez quetzales asignados.

Sus contrataciones en Guatecompras resumen que mejoró cinco caminos rurales que costaron Q4.3 millones en total y un puente vehicular que de Q319 mil. Esta localidad, dirigida por Gilberto Rocael Arauz Cal, tiene 8 mil 786 habitantes y está en el puesto 168 en el índice de Competitividad Local (ICL) realizado por la Fundación para el Desarrollo (Fundesa).

La segunda alcaldía que menos gastó fue Salcajá, Quetzaltenango, al mando de Miguel Ovalle. Al cierre de esta nota solo destinó Q35 millones de su presupuesto vigente de Q99.6 millones.

Su mayor inversión fue construir un puente vehicular entre las zonas 2 y 3 por Q2.7 millones. Uno de los gastos figura es el de Q929 mil para dietas de los integrantes del concejo y Q54 mil 021 en gastos de representación del jefe edil.

Salcajá descendió del puesto 22 al 29 en la última medición del ICL. En 2018 estuvo entre los 20 municipios más competitivos del país.

Hay dos alcaldías con un presupuesto muy voluminoso y que ejecutaron menos de la mitad de ese dinero: San Pedro Carchá que contó con Q148.9 millones, pero solo gastó el 39 por ciento, y San Pedro Sacatepéquez, San Marcos, que tenía asignados Q196 millones, pero solo utilizó el 48 por ciento.

Consulta en esta tabla las 15 alcaldías:

Según el Manual de Administración Financiera Municipal (MAFIM) los fondos que no se utilicen cada año se reintegran a las arcas de cada alcaldía.

Ahora bien, si estos se financian a través de los Consejos de Desarrollo (Codede), hay un fondo de Q600 millones que pueden utilizar el próximo año, aunque no lo hayan utilizado este 2021. El mismo no regresará al fondo común como en años anteriores, según estableció el Congreso en la aprobación del Presupuesto General de Egresos e Ingresos de 2022.

Menor presupuesto, más uso

Del otro lado de la moneda las alcaldías de Santa Cruz La Laguna y Santa Clara, Sololá; Asunción Mita, Jutiapa; y Champerico Retalhuleu gastaron nueve de cada diez quetzales. Las cuatro tienen Q41 millones menos de presupuesto que Carchá y Salcajá.

La de Champerico, cuya población es de 39 mil habitantes, gastó el 94 por ciento de los Q31.2 millones de sus fondos. Sus principales gastos se centraron en reparar calles y escuelas, aunque también resalta un pago anual de Q1.3 millones en dietas y gastos de representación para el concejo.

En tres años este municipio pasó del puesto 180 al 147 en el ranking ICL. El alcalde de la localidad es Rosalío López, ocupa por primera vez el cargo.

Poca planificación

La mayoría de las adjudicaciones realizadas en Guatecompras se concentró a partir del segundo semestre de 2021. Del 1 al 15 de diciembre se adjudicaron 11 mil 233 compras municipales que sumaron Q6 mil 320 millones, de las cuales el 65 por ciento se concentró de junio a diciembre.

La licitación de mayor valor fue la adquisición de potencia y energía para cubrir la demanda de usuarios de la tarifa social y no social para la Empresa Eléctrica Municipal de Retalhuleu por Q260 millones. El proveedor contratado fue el instituto Nacional de Electrificación (INDE).

El segundo lugar en cuanto a compras voluminosas fue una planta de tratamiento en Cobán, Alta Verapaz, por Q43.6 millones, la cual está a cargo de Constructora y Transportes J.P.

Y la tercera, un mercado de Joyabaj, Quiché, valorado en Q38.9 millones cuyo constructor es Alberto Ixcolín Pérez.

Te sugerimos esta nota:





Source link