mar. Ago 16th, 2022


21 enero 2022

Desde el 19 de enero el ministerio de Salud realiza hisopados a demanda. Aun así, cada municipio tiene 770 tests PCR en promedio.

Según el ministerio de Salud, la demanda de tamizajes de COVID-19 aumentó a raíz de las fiestas de fin de año. Foto: Facebook / ciclo Gt.

Por Carmen Maldonado Valle

Al consultar en laboratorios privados, las pruebas para detectar COVID-19 cuestan desde Q156 si son de antígeno, hasta Q2 mil 995 si se trata de tamizajes de reacción en cadena de la polimerasa (PCR). Los últimos, según la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés), tienen mayores posibilidades de detectar a los contagiados con la variante Ómicron.

En Guatemala, sin embargo, cuando se acude al sistema público de salud hay mayores probabilidades de encontrar una prueba de antígeno. De acuerdo con el ministerio de Salud, hay 2 millones 876 mil 540 tests en existencia para todo el país, pero solo 262 mil 97 son PCR. De estos, a su vez, 108 mil aún no se distribuyen en las áreas de salud.

A decir de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés), los tamizajes pueden responder de manera distinta a cada variación genética de la COVID-19. En el caso de Ómicron, “los datos recientes sugieren que la evaluación de antígeno podría detectarla, pero su sensibilidad se reduce ante la cepa (…). Esto podría dar lugar a falsos negativos”, sostiene.

Por esa razón, continúa la entidad, si una persona sospecha tener coronavirus y resulta negativa en una prueba rápida, se le recomienda esperar unos días y realizarse un tamizaje molecular. De ese modo se determinará con seguridad si hay infección.

“Esperar un poco para un segundo examen también es necesario porque la carga viral no siempre será fuerte al principio y por lo tanto hay posibilidad de no detectar el virus”, explica el ministro de Salud, Francisco Coma. En tanto, el epidemiólogo, Erwin Calgua, recomienda dejar pasar al menos dos días para realizarse el segundo tamizaje.

“El antígeno es controversial porque se ha visto una baja en su sensibilidad con Ómicron, aunque aún faltan datos. Sin embargo, no debe descartarse porque suele ser bastante útil con otras cepas, como Delta”, añade Calgua.

Se preguntó durante cinco días al ministerio de Salud si planea adquirir más tests PCR para detectar COVID-19, pero al cierre de esta nota no respondió. Desde el 1 de diciembre de 2021 Guatecompras solo registra la adjudicación de un concurso para comprar 350 pruebas de este tipo por Q89 mil 950. No hay eventos vigentes para obtener más.

Ómicron y el aumento de casos

Según Salud, del 1 al 19 de enero de 2022 la positividad ha aumentado entre un diez y 15 por ciento en comparación con diciembre de 2021. El 8 de enero, cuando se confirmó la presencia de Ómicron en el país, la cartera comunicó que de las 89 muestras enviadas a secuenciación, 57 correspondieron a esta cepa. Trece días después comunicó que se volvieron a enviar resultados para ser analizados y todos dieron positivo a la variante.

Por ese motivo, Salud aprobó realizar tamizajes a demanda para quienes sospecharan estar contagiados en vez de continuar con los exámenes solo para quienes presentaran síntomas. También se habilitaron otras 2 mil 247 camas en la red hospitalaria para atender a más pacientes y, a decir en conferencia de prensa, del viceministro de Hospitales, Francisco Meneses, en la tercera semana de enero se reportaron de 51 a 67 ingresos diarios a los centros asistenciales a causa del virus.

“Estos ingresos se dan sobre todo en personas no vacunadas o con afecciones crónicas, aunque no podemos descartar la posible agravación de casos en personas inmunizadas. “Por eso se requiere completar esquemas y acudir por el refuerzo para aumentar la protección”, señala Coma.

Calgua, por su parte, sugiere reforzar el uso de mascarilla y el lavado de manos para disminuir las posibilidades de infectarse. En caso de tener un resultado negativo a pesar de sospechar estar contagiado o no recibir diagnóstico temprano por parte del sistema de salud, recomienda aislarse y buscar atención médica en caso de presentar síntomas fuertes.

“La transmisibilidad es más alta a raíz de la nueva variante. No es más leve en todos los casos y no debería difundirse esa idea”, concluye el epidemiólogo.

También puedes leer: Francisco Coma, “Nunca se contempló una sanción para quienes no usaran mascarilla”





Source link